Archivo de la etiqueta: Cómo sufro

Post intitulable, de la saga “échale sal a la herida y házme un monumento”

A veces me siento muy fuerte. Demasiado. Y camino con paso firme, y miro de frente, y hasta sonrío con genuina alegría, a veces con desdén. Siento que nada, nada malo puede pasarme –ya-. Como si hubiera desafiado el máximo … Seguir leyendo

Publicado en Sabandija quejica | Etiquetado , , , | Deja un comentario