Rectificando

Últimamente ha habido un caos en mi lista de prioridades, y lo peor es que no tengo idea de cómo reordenarlas.

Tampoco tengo ganas.

Y es que ya lo sé: tengo que volver a mi prioridad de siempre: YO.

Tengo que reconocer que fue un error pretender que había otras prioridades que no fueran YO.

Y tengo que reconocer que debo fijarme menos en lo malo, pero es que me frustra tanto, la empatía me gana y no puedo evitar preguntarme por qué son así, cómo pueden vivir así y todo lo demás. No puedo evitar dejar de pensar en MÍ y fijarme en lo demás.

Pero puede que el error no sea el “fijarme en lo demás”, sino en qué es “lo demás” para mí. Si antes era selectiva, ahora debo serlo todavía más. Fijarme “en lo demás” que no me frustre, fijarme en él que sí me reconoce y en ella que también y en él y en él y en ella y en ella.

Y siempre en mí, me cago en la leche.

(Si yo era tan feliz, carajo)

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sabandija se busca y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s