Invierno

Tres semanas enferma de gripa, estoy harta harta harta. Pero no importa, porque mi vida no ha parado por culpa de la enfermedad, como antes. He salido salido, tuve comida tras comida y cines  y fiestas y reuniones y dos fiestas dos en mi casa en la misma semana. Inauguramos la primera exposición fotográfica del club de pinky y cerebro, estoy de vacaciones aunque no salí a la playa pero no importa…

Salí con Susely, morí de la risa, nos compramos muchas cosas (por fin ya tengo con quien tener salidas de mujeres, mi club de tobi de mujeres (y el “por fin” es porque pues sí, a veces se antoja tener un “con quien”)). Me emborrach{e, reí, hubo botellas rotas en mi casa, cerveza en el piso, cerveza en el sillón,  y no me importó, reí otra vez, grité, se enojaron conmigo por llegar tarde pero tampoco me importó porque volvimos a reír y todo bonito.

Carmen me regaló un libro que pienso leer en cuanto termine Millenium, o sea, pasado mañana. Millenium está bonito, por cierto, bonito. Bonito en el género entretenido, ligerito pero no tanto, para leer en el metro, en la sala de espera del dentista, en la comida, y claro, cuando una está enferma por tres semanas y contando.

En el pueblo ha hecho un frío de la chingada pero ya me lo aguanto, ya no viene de adentro. De hecho, está empezando a gustarme el puto frío, porque puedo ponerme mis gorritos, bufandas, cuellos tejidos, bandas tejidas, guantecitos a juego, botitas, mallitas, abriguitos y anexas  y pensar en la frivolidad frivolidad frivolidad; hasta que Isra me dice “mira, léete El largo viaje”  y lo leo de pasada y entonces el invierno vuelve a ser el invierno, y el frío vuelve a calar hondo y pienso qué habría sido de mí en el invierno europeo, descalza, sin abrigo, sin comida.

Y el mundo vuelve a girar a tu alrededor y piensas en que no es eso, en que más bien es imaginación moral.

Sí, imaginación moral.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sabandija se busca y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Invierno

  1. Ross dijo:

    No pues no comparto, mugre frio me tiene toda hecha bolita, y el abrigo y la bufanda me abruman, no dan ganas de levantarse de las cobijas calientitas para empezar a temblar de frio. Prefiero blusas, shorts, y soda bien fria =)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s