Pierre Soulages

Fui a lo de Pierre Soulages tres veces. La primera: qué impresión, por eso regresé. Por qué diablos no ponen asientitos en las salas para aplastarse a contemplar a gusto durante horas, maldición.

En todas estas pinturas de arriba pareciera que detrés de las líneas oscuras hay un foco proyectando luz hacia nosotros. La sensación es impresionante, la atmósfera que provoca.

Empieza a encontrar el negro:

En sus palabras:

“Lo que hago me enseña lo que busco”. 1953

“¿Por qué el negro? La sola respuesta, incluyendo cualquier razón ignorada, tapeada en lo más oscuro de nosotros mismos y que contiene los poderes de la pintura es: porque sí”. 1968

“Amo la autoridad del negro, su severidad, su evidencia, su radicalidad. Su poderosa fuerza de contraste le aporta a todos los colores una presencia intensa y, al iluminar los más oscuros, les confiere una grandeza sombría. El negro tiene posibilidades insospechadas y yo, atento a lo que ignoro, voy a su encuentro.” 2005

“Un día, pintando, el negro había invadido toda la superficie de la tela. En este extremo vi, en cierto modo, la negación del negro. Las diferentes texturas reflejaban tenuemente la luz y de la oscuridad emanaba una claridad, una luz pictórica de cuyo particular poder emocional se originaba mi deseo de pintar. Me gusta que este color violento incite a la interiorización. Mi instrumento ya no es el negro sino esta luz secreta surgida del negro. Aún más intensa en sus efectos al ser emanada de la más grande ausencia de luz. Decidí seguir este camino. Donde siempre descubro nuevos horizontes.” 2005

“Estas pinturas fueron llamadas en un principio negro-luz. Para no limitarlas a un fenómeno óptico inventé la palabra “ultranegro” (outrenoir), una luz transmutada por el negro y, a igual que UltraRhin y Ultramancha, “ultranegro” designa también otro país, otro campo mental además de aquel del simple negro.”

—————–

Alguien que busca, alguien que “descubre” la luz, que descubre el negro, alguien capaz de inventar una palabra porque ha descubierto un nuevo campo mental.

————-

A veces, soy feliz.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sabandija & the city y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Pierre Soulages

  1. Santiago des Val dijo:

    Muy buena publicación, de verdad lo es.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s