El Difícil

Alguien me recomendó no conocer gente con gran entusiasmo y alegría. Y yo ya lo sabía también.

Pero uno que no entiende y que siempre se forma falsas expectativas. Había un monito que me parecía interesante (puaf, “interesante”, primer gran error de calificación). Pero, como siempre, no hice nada porque no sé hacer nada al respecto. Tiene un aminovio que resultó conocerme “de toda la vida” y hace meses el aminovio me invita a una reunión donde está el difícil y me lo presenta. Como siempre, me sentí totalmente fuera de lugar, tonta, insegura, torpe, sosa, aburrida, puaf. Y todo ello me impidió “conocerlo”, no hablamos de nada y quedé sumida en la más profunda depresión y melancolía. Bueno, no tanto, pero sí.

Y ya. Dije: otra brillante decepción de mi personita en sociedad, nada nuevo bajo el sol.

Pasaron los meses y que me lo encuentro en otra reunión. Mismo cuento, fracaso, incomodidad, decepción, pobre de mí.

Qué vergüenza, pero sí que me sumí en la profunda tristeza de no haberlo conocido, y que no pude platicar con él, y cómo me odio,  pero si es la persona más valiosa del universo, blablablá. “Pero si tuve dos oportunidades dos de conocerlo y no pude oh qué sufrimiento oh merezco morir oh oh oh”

Y ya. Pasó el tiempo. Y que la semana pasada me habla otra vez su aminovio. Y entonces que se me prende el foco: “¡Claro, pero si el problema es que yo no funciono en grupos! Yo para lo que sirvo es para la conversación uno a uno”. Entonces que propongo que nos veamos a solas, sin su novio y sin otros monitos ruidosos y alegres.

Oh decepción. Es el tipo más odioso, egocentrista, ridículo, mariquita, mamuca que he conocido en toda mi vida.

Qué pena haber querido conocerlo con tanto ahínco, hacerme tantas ilusiones y ponerlo en un altar.

Sí, efectivamente, es muy talentoso, y sabe mucho de literatura y la manga del muerto, es agradable. PERO ESTÁ ENSORBERBECIDO en su gloria. Se cree galán, aunque interprete el papel de “qué inseguro soy con las mujeres”, pero no va a ningún lado ni le habla a ninguna mujer sin la ayuda -intervención-presencia-consejo-bendición de su amigo-novio.

Tiene muchas cualidades, pero se las cree totalmente y luego finge falsa modestia y resulta todo un juego de espejos que ni él mismo domina.

Dice que quiere estar solo, pero la función primordial de su amigo-gato es la de presentarle mujeres y prepararle citas. Pero cuando conoce a alguna que le gusta y que es igual o más inteligente que él y que no le hace fiestas cual perro cirquero, se esconde tras el rebozo de la soberbia y la indiferencia. Al fin que quiere estar solo, ¿no?

Dice que los amigos son lo más importante para él pero yo digo que siempre y cuando él sea el centro de veneración de sus amigos, siempre y cuando le digan una y otra vez: “oh sí, yo conozco a varias que harían cualquier cosa por ti, oh, sí, oh sí Pitol, oh sí Lezama Lima, oh sí lo que tú digas, oh sí cuándo nos vemos”.

Problema 1: que yo haya querido conocerlo. ¿Por qué gente como él me parece, en principio, “interesante”?

Problema 2: finalmente le caí bien. Y hablamos mucho, y nos vimos más de una ocasión,  por eso me di cuenta del fiasco total. Foco rojo: ¿por qué le caí bien, maldita sea?

Bueno, no hace falta ser un genio para darse cuenta de que estoy muy pero muy equivocada con la gente, que me llaman la atención los mamucas de antología, a quienes primero no les caigo, luego les caigo bien, y luego ellos me caen mal y luego ya no sé qué hacer y lo que ya sabíamos todos:

Soy un fracaso total en sociedad.

Dime: “te lo dije”. La gente es asquerosa y no tiene el deber ni de agradarte ni de decepcionarte.

Dime quién te agrada y te diré quién eres. Dime a quién le agradas y te diré quién eres.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sabandija se busca y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El Difícil

  1. Pues no sé. lo que si sé es que yo también fracaso en sociedad, todo el tiempo pienso que me estan viendo con cara de ¿esa hippie mugrosa que hace aquí?, y luego mi problema escencial consiste en que me la paso comparándome con ideas de los otros, no con sus realidades siquiera, aunque en primer lugar no debería compararme, pero ahí estoy, lavando los platos, y ya mi mente se distrajo a pensar como todas las demás mujeres lo hacen mejor que yo, en fin.

  2. dijo:

    Querida Chili, estamos en las mismas. Pero déjame decirte que eres un gran ejemplo a seguir para mí, ya te lo he dicho en tu blog pero te lo digo cuantas veces sean necesarias. Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s