¡Ya regresé!! (creo)

Hay una persona en el trabajo. Como tod@s, tiene sus virtudes y defectos jojo, y no es ni por completo buena ni por completo mala. Pero lo que sí predomina en ella es su mala vibra. Y no lo digo yo solamente, lo dice la mayoría de los que trabajamos ahí, además de que después de convivir con ella por más de dos años, no es un juicio apresurado.

Se cree, y lo grita a los cuatro vientos a la menor provocación, mejor que todos nosotros: más culta, ella lee y nosotros no, se cree “mujer de mundo” (¿?), se cree que “tiene dinero”, y lo único que hace con ello es revelar su miserable escala de valores y sus complejos, porque el dinero no es una cualidad en sí, y además la pobre está más muerta de hambre que cualquiera, anda pidiendo dinero prestado, pero vocifera: “en sears esto, en sears lo otro, en Liverpool esto, en Liverpool lo otro”, como si esas tiendas fueran lo máximo y como si ir ahí fuera lo máximo también. Pobre.

Alguien comenta el puto frío que hace en invierno en el pueblo y ella: “no, yo por eso me compré un cobertor eléctrico EN SEARSSSSSSS y blablabla” o “me compré un calefactor en liiiiveeeerpuuuuul” o ” me compré ropa térmica en seeeeaaaarsssss” y así. O le dicen: “oye tu abrigo se ve bien calientito” y ella “ay sí, me lo compré en ya-saben-dónde y me costó tanto” ay no mames, qué no sabe que es de pésimo gusto hablar de precios, o sea weeeeeeeee, que no mame. EL otro día estaban hablando de dietas (ja, pobres gordas, no tienen otro tema, siempre están a dieta pero yo diría que a dieta de engorda porque nomás no se ven resultados) y ella que se mete sin que la llamen (otra de sus grandes cualidades) sólo para decir “no, pues yo por eso me compré una vaporera super acá en-ya-saben-dónde que funciona así y asá”

Un asco.

Es un horror hablar con ella o escucharla, porque de diez palabras, cinco son groserías. Sus frases siempre son así: “está de la chingada, pobres pendejos, imbéciles, hijo de su puta madre, puuuutaaaa, pinches ojetes, o sea no mames, un madral de” y así.

Y en sí (¿y en no?) las groserías no son el problema, sino la infinita carga de odio, veneno, resentimiento, rencor y anexas que hasta sientes cosita. No importa de qué hables, puede ser sobre la plantita que está allá afuera, sobre el descabezado de ayer, sobre la temperatura del té, todo le despierta odio y sus frases salen llenas de rencor infinito.

Por supuesto ella siempre tiene la razón en cualquiera que sea el tema de lo que estemos hablando, aunque no sepa absolutamente nada, pero lo dice con una pinche seguridad, con una prepotencia y con su dosis de groserías, que no hay nada que decir.

Y básicamente su postura ante el mundo es: “todos ustedes son unos pendejos y yo no. Yo tengo dinero y ustedes no. Yo soy culta y ustedes no. Yo sí pienso y ustedes no. Yo tengo la razón en todo y ustedes no”. Y yo no tendría problema alguno, si todo lo anterior fuera cierto, pero da la pequeña casualidad de que nada de eso es verdad, sino todo lo contrario.

El caso es que a casi todos malmira y discrimina. A muchos ha ofendido de soslayo o de frente. A muchos de plano los ha insultado. A casi todos ha hecho groserías (caras, comentarios, prepotencias). A algunos los ha humillado.

Sus límites son dos: con los jefes, a quienes les besa los pies y ante quienes se humilla bien cabrón, y con los que parece “que tienen dinero”.

Hasta aquí todo bien. El único gran problema que tengo es el siguiente:

No es jefa, no tiene influencia alguna, no es bonita (todo lo contrario) ni delgada (todo lo contrario) (y con esto no aludo a mis complejos, ajá, sino a los cánones sociales y blablabla) ni millonaria, ni tiene amigos poderosos, no es simpática ni generosa ni nada.

ENTONCES ¿Por qué, por el amor de dios, todomundo y, sobre todo, aquellas personitas a quienes ha insultado, ofendido y humillado, le rinden pleitesía, se muestran de lo más amables y hasta rastreras con ella, la saludan besándole los empeines, etc?

Repito, quienes han sido ofendidos, humillados e insultados por ella, cuando se enferma, se desviven preguntándole cómo está, la saludan babeándola, le hacen la plática, y así.

Eso habla mil veces peor de las personitas que de ella.

¿Qué de veras están tan pendejos???? ¿Qué de plano se sienten basura??? ¿Qué de plano la dignidad y el amor propio ya murió y yo ni me di cuenta????

¿O qué, los insultos y las ofensas son la nueva forma de interactuar y yo me rasgo las vestiduras????? ¿O le tienen miedo? ¿Y miedo de quéeeeeee, por el amor de dios? ¿O es el resultado de quinientos años de conquista europea, jojo?

¿O ellos sí practican el verdadero, único y sagrado cristianismo, ése de “pon la otra mejilla”?

¿QUé ya no hay modales? ¿Qué ya no hay moral, ooomaigad???

Me rindo.

O los niveles de hipocresía que se manejan por aquí de plano sobrepasan mi nula capacidad de comprensión, o yo ya no entiendo nada.

Voy a hacerme su mejor amiguis -porque claro, yo me amiguis de quien quiero cuanndo quiero, ajá- y descubriré al maravilloso ser humano que se esconde tras de su coraza de odio -porque claro, todos somos maravillosos en el fondo, ajá-. Seguiremos informando.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Historias fantásticas y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ¡Ya regresé!! (creo)

  1. Kyuuketsuki dijo:

    Nah que, nada de “maravilloso ser humano que lleva dentro”. Es una mierda y punto.

    La gente se le inclina a ese tipo de personas porque estamos acostumbrados a ir agachados, siempre. Entonces, ese tipo de pelmazos que proyectan una especie de “seguridad” al ser culeros (o pretender serlo) siempre provocan admiración entre los idiotas. Es pura basura.

  2. dijo:

    Pues sí, qué deprimente. Ya le medio arreglé para que se entienda mejor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s