Quiero morir, capítulo II, parte 1, inciso a, parágrafo 3f, párrafo segundo

Querido blog, disculpa que venga a desahogarme a estas horas de la madrugada de las pendejadas que me pasan (nunca lo hago por aquí, ajá) pero no mames no mames estoy encabronadísima y no puedo dormir, tengo la gastrocolitis a todo lo que da, siento que me va a dar el vahido, quiero gritar  y mesarme los cabellos y nada nada nada me consuela. Además eres mi puto blog y yo hago contigo lo que se me hincha mi pinche gana y te aguantas.

Así que te aguantas y me escuchas, me acaba de pasar la gran tragedia, sí, neta, para mí es la gran tragedia:

PERDÍIIIIIIIIÍ MI PINCHE CÁMARAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA

AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA

Perdí mi puta cámara digital, que no tenía ni medio año de que la compre. Y acabo de darme cuenta, cinco horas después de que la perdí, siento mi sangre hervir, ya se me derramó la bilis, ya siento retorcerme de la gastritis que precisamente desde hace dos semanas de plano tuve que ir al doctor y estoy medicada contra la gastritis y he ido varias veces a que me monitoree y siempre me dice: “deja de hacer berrinches y deja de preocuparte y deja de ser nerviosa”. O sea, como si uno decidiera ser nerviosa o no, puta madre.

Y apenas esta semana empecé a sentir alivio y ahora me pasa esto.

No lo puedo creer, ya revisé con lupa el coche por si se me cayó de la bolsa y nada, ya vacié la bolsa por si no busqué bien, y nada, no mames, no puedo aceptarlo no puedo aceptarlo no puedo aceptarlo no puedo aceptarlo.

Ratita me dice: “ya duérmete, qué quieres hacer si no está, mañana temprano hablas a la tienda a ver si de casualidad allí la dejaste, y  a veeeeer si quieren devolvértela. Pero ahorita hazte a la idea de que ya la perdiste, no hay nada qué hacer, para qué te torturas. Sí, sí, pero así pasa, es un accidente y a todos nos llega a pasar..”

Ratita y medio mundo piensan así, razonan y aceptan las cosas, apechugan, son prácticos, son realistas y la madre.

PERO YO NO PUEDO SER ASÍIIIIIIIIIIIIIII MALDITA SEA, NO PUEDO NO PUEDO NO PUEDO NO PUEDO NO PUEDO NO PUEDO NO PUEDO NO PUEDO NO PUEDO NO PUEDO NO PUEDO NO PUEDO NO PUEDO NO PUEDO NO PUEDO NO PUEDO NO PUEDO.

Me devano los sesos, repaso los acontecimientos y todo TODO TODO en mi cabeza es un: SI HUBIERA SI HUBIERA. Si no hubiera llevado la cámara, si la hubiera dejado en casa, si se la hubiera dado a Ratita en la tarde, si me hubiera dado cuenta de que la perdí a tiempo de regresar a la tienda para recuperarla, si si si si si si si si si si si sis isi

NO PUEDO ACEPTAR LOS ACONTECIMIENTOS

NO PUEDO ACEPTAR QUE PERDÍ ALGO

Y ES QUE NUNCA EN LA VIDA, LO JURO POR EL OSITO BIMBO, EN TREINTA AÑOS DE VIDA NUNCA DE LOS NUNCAS HABÍA PERDIDO UNA PUTA COSA, NI UN PINCHE CLIP, MUCHO MENOS ALGO DE MÁS DE DIEZ PESOS.

De niña, nunca de los nuncas perdí nada. De adulta menos. Soy la reina del desorden y del caos, tengo cosas valiosas (joyas, cámaras, dinero, papeles…) hasta en el suelo entre mil madres pero nunca nunca nunca he perdido nada, y además aunque sea un caos, tengo un inventario mental de dónde están las cosas, una guía por lo menos y siempre encuentro lo que necesito aunque a veces tarde días en encontrarlo.

Controlo el desorden al milímetro, en mi casa paterna nadie tocaba mis cosas (bueno, casi nunca había alguien en la casa, ja), si alguien osaba mover algo aunque sea un minimilímetro yo me daba cuenta.

El puto caso es que nunca había perdido nada.

¿Por qué es una desgracia? ¿Por qué no puedo evitar hacer berrinche? En prmer lugar, ya dije, porque nunca había perdido nada.

No puedo evitar desear regresar el tiempo y

y repaso y me emputa mucho más que precisamente tuve, como siempre, el cuidado de siempre guardar mi cámara después de sacar una foto. Fui al real con la focolugona y todo el tiempo estuvo lloviendo, y la neblina estaba a ras del suelo y se veía bien chingón y cada tanto yo sacaba la cámara y sacaba una foto y TENÍA EL CUIDADO DE METER LA PINCHE CÁMARA EN LA BOLSA, Y dos minutos después, vuelta a sacar la cámara y así. Y ENTONCES LA ÚLTIMA VEZ QUE SAQUÉ FOTO NO METÍ LA PUTA CÁMARA SINO QUE SEGURAMENTE LA DEJÉ EN EL PUTO MOSTRADOR DE LA TIENDA Y CÓMO NO ME VOY A EMPUTAR SI A PESAR DE QUE TUVE CUIDADO, AL FINAL LA CAGUÉ Y NO ME DI CUENTA HASTA CINCO HORAS DESPUÉS.

En quinta: siempre he procurado adiministrar sabiamente mi poquito dinero. Bueno, “sabiamente” es un decir, mejor dicho como el señor me ha dado a entender y en un completo caos, como siempre, pero me ha funcionado, trato de seguir  una regla básica: no gastar más de lo que gano y endeudarse es para casos extremos: desgracias, accidentes, enfermedad. Yo pienso que algo básico es la actitud que tienes hacia el dinero: yo procuro usar el dinero para, y no que el dinero me use a mí. Trabajar para vivir como tú quieras, en la medida de lo posible; y no vivir para trabajar como burro sin ver resultados favorables.

Pero en años pasados, muchos años a decir verdad, he estado en la pendeja total: justamente esta puta semana he hecho remembranza de mis finanzas anteriores y he hecho cuentas y llegué al triste y puto y deprimente descubrimiento: ANTES YA PUDE HABERME IDO A EUROPA, INDIA, ESTADOS UNIDOS Y CHANCE A BUENOS AIRES TAMBIÉN. Y NO LO HICE. Tenía lo económico pero lo demás no.

Y AHORA QUE ESTOY DISPUESTA A ENMENDAR SEMEJANTE ERROR, NOOOO TENGO DINEROOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO

Pinche vida, pinche sentido del humor que tiene.

Bueno, no importa, me dije a mí misma, hago sacrificios sobrehumanos y me aguanto y ahorro. Además, me consolaba baratamente: “no, pus cada quien tiene sus tiempos y el mío apenas llegó, si no me fui antes ha de haber sido por algo (y no nada más por pendeja), seguro hubiera sido como si mi perro sale de viaje: regresa igual de perro que antes”. Dejo de gastar en madre y media que NO NECESITO (ya dije que las cositas de plata son aparte y además me iba a limitar mucho más en otros gastos para porder solventarlas) y ni modo, a esperar a reunir lo suficiente para el primer viaje de esta gran etapa de mujer premenopáusica de mi vida. Y ahí estoy yo, alegremente, haciendo de tripas corazón y limitando mis gastos y ¿qué pasa?

Y ADEMÁS TENGO QUE REEMPLAZAR LA PUTA CÁMARA, O SEA, ERA LA ÚNICA DIGITAL QUE TENÍA, Y ESTAMOS DE ACUERDO EN QUE A ESTAS ALTURAS DE LA VIDA SI NO TIENES CÁMARA DIGITAL NO ERES NADIE, SI NO CÓMO SUBES COSAS A TU BLOG Y CÓMO PRESUMES TU PATÉTICA VIDA SOCIAL EN EL FACE Y CÓMO CAPTURAS ESOS BELLOS MOMENTOS FAMILIARES Y LA CHINGADA.

O SEA, QUE NO SOLAMENTE PERDÍ TRES MIL PESOS A LO PENDEJO YJUSTO CUANDO ESTOY EN LA ÚNICA ÈPOCA DE MI  VIDA EN QUE NECESITO EL DINERO DESESPERADAMENTE A CONTRARELOJ Y NECESITO CUIDARLO MÁS QUE NUNCA, SINO QUE ADEMÁS DEBO HACER EL PUTO GASTO PARA COMPRARME OTRAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA

O SEA QUE DEBO DESEMBOLSAR, NO SÉ ¿CUÁNTO CUESTA UNA CÁMARA BARATA, DOS MIL, TRES MIL? O SEA, YA GASTÉ DOCE MIL, Y ME FALTAN DOS MIL MÁS????????????????????????????????????? ¿EN UN PINCHE RATO?????????????????????????????????

Y ahora, por primera vez en mi vida, llegar a la tienda y “no pues deme la cámara más baratita que tenga de diez putos miserables mega pixeles”. NO mames no mames, porque no es lo mismo comprarte algo modesto porque se te da la gana, y no porque no te quede de otra.

¿Ya ves por qué carajos no puedo dormir? ¿Por qué carajos no es sólo la pérdida de la puta cámara? ¿Por qué no puedo tener la entereza de Ratita y de medio mundo?

¿Por qué me odia el universo, por qu`´e por qué por qué???

No, ya en serio, mi ardillita me está diciendo otra cosa: seguro, paaaaara variar, mi puto inconsciente o como se llame, me está saboteando por milésima vez.

Si no cómo chingados me explico que justo ahora “me pase” lo que nunca antes. Que justo ahora, mis centavitos me empiecen a fallar misteriosamente cuando son lo ÚNICO LO ÚNICO LO ÚNICO QUE ME FALTA PARA LLEVAR A CABO LOS PLANES QUE SIGNIFICAN TANTO PERO TANTO PARA MÍ.

Digo, es eso, o que estoy siendo víctima de un “trabajo” MAÑANA IRÉ CORRIENDO A DONDE PARE DE SUFRIR PARA QUE CUREN TODAS LAS MALDICIONES QUE SEGURAMENTE ME ESTÁN HACIENDO Y ME VENDAN EL ACEITE ESE QUE ALEJA LOS DEMONIOS.

Es eso, o que el universo entero gira a mi alrededor y de pronto se ensaña conmigo y se pone en mi contra.

Eso, o que Saturno está en conjunción con Marte  y en interjección con Plutón (¿Todavía existe Plutón o ya no vivo en el mismo puto universo que me enseñaron en la primaria?) y entonces Libra está pasando una mala racha que no terminará sino hasta la próxima glaciación.

Bueno, pero como dirían mis sabios compañeritos pueblerinos para justificar su miseria  producto de sus pendejas decisiones: “como sea, el dinero va y viene, ya dios dirá, qué tal que ahorita me muero y de qué sirve haber ahorrado o haberme privado de un gusto, total, mejor me lo gasto ahorita, al fin que dios aprieta pero no ahoga” y no sé qué madres más. Ay qué susto, bien que me sé el pinche discursito.

O también puedo aplicar la técnica del: “podría ser peor: pude haber perdido la cámara reflex que esa sí cuesta un madral y está re chula y ni cómo conseguir una igual; o pude haber perdido (y aquí enumero todo la más valioso que pude haber perdido; o pude haberme roto la pata; o pudo caerme un rayo” y así.

O también puedo aplicar la técnica del: “no, pues es el karma, pagué una deuda de mi vida pasada y pues ya estamos a mano y entonces salgo ganando. O fue un karma positivo y me pasó esto medianamente malo en pago de que no me pase algo terriblemente malo que me iba a pasar si no perdía mi cámara”

Eso, o que fue un castigo divino porque gasté la misma cantidad (¿eh, cómo las señales divinas concuerdan misteriosamente?) en adornos, y entonces es una señal de que mi científica y contundente teoría de las joyas vale madres y estoy cometiendo el pecado de la gula y la vanidad.

Eso, o que lo que el universo quiere decirme es que no debo viajar a ningún lado porque algo terrible me pasará si lo hago y por eso me está saboteando económicamente.

No, no mames, ya mejor me voy a dormir antes de que enloquezca por completo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sabandija quejica y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Quiero morir, capítulo II, parte 1, inciso a, parágrafo 3f, párrafo segundo

  1. Pingback: Tweets that mention Quiero morir, capítulo II, parte 1, inciso a, parágrafo 3f, párrafo segundo | El diván de Sabandija -- Topsy.com

  2. no pude leer más allá del segundo párrafo, sonaba a mí mismo, y empecé a saltar a frases y expresiones en todo el texto y sólo llego a una conclusión:

    Somos aprensivos >_<

    Yo razono todo pero en paralelo sigo pensando en todos los si hubiera o si no hubiera sido… Diría que te calmes, pero me mordería la lengua; diría que pudo ser peor, pero es irrelevante; diría que por algo pasan las cosas, pero no lo sé y no me preocupa si es cierto o no; diría que te tomes un té para relajarte un poco y eso sí lo diré, a mí me funciona hasta el punto que dejo de comer por tomar litros de té y luego me doy cuenta de mi error… mejor no lo hagas.

    Sólo te envío un abrazo y espero que ese coraje pase pronto 🙂

    —@arqaissa

  3. Ross dijo:

    Vende tus Joyas: te quitas de encima el pecado de la vanidad y con eso te compras tu Dalay que buena falta te hace. Como te va a sobrar dinero te compras tu camara, no tiene que ser nueva, checa en las casas de empeño, ahi dejan unas muy buenas. Y si todavía te sobra hasta te vas de vacaciones.
    A mi las joyas no me gustan, lo que tengo es todo regalado y ni lo uso. Los tengo guardados para cuando necesite lana, cuando no tenga jale y esté a un paso de quedar en la calle, en ese entonces las llevaré a empeñar. LOS BIENES SIRVEN PARA REMEDIAR LOS MALES.
    ¿y si en ligar de haber perdido la camara hubieras perdido las joyas como hubieras reaccionado?

  4. dijo:

    arqaissa, gracias por el comentario, qué verguenza jajaja, para la otra me espero a que se me pase antes de venir al pobre blog. Un abrazo, te extrañé en el depósito el otro día.

    Ay no Ross, para qué me haces semejante preguntita, no quiero ni imaginármelo.
    Además la estúpida cámara apareció, me la devolvieron en la tienda, es lo bueno de este pueblo, que todavía hay chance de recuperar tus cosas 😉

  5. Rosalinda dijo:

    Llegue a este blog mientras buscaba la definición de gastrocolitis nerviosa en san Google, definitivamente me atrajo la parte en la que leí que escribías “como si uno decidiera ser nervioso o no” termine leyendo toda tu odisea de como perdiste la cámara y tus conclusiones del porque te pasaba esto. Demoños me sentí taaaaaan proyectada en lo que escribías. Definitivo me volví tu fan! Saludos desde mexico dOs largos años después de la odisea de la cámara perdida (y recuperada)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s