Amos Oz / travesías

Ya sé que es el hilo negro, pero al releer un libro parece como si nunca lo hubieras leído. O que otra persona, y no tú, lo leyó. O recordabas otro libro. Siempre me pasa, ahora con Amos Oz.

Hace casi diez años el siguiente párrafo no tuvo ningún sentido para mí:

“Un hombre se levanta y se va a otro lugar. Lo que el hombre deja detrás de él permanece detrás observándole.

(…)

Cambia tu vida de principio a fin. Pasa página. Sé libre. Todas las cosas que dejas atrás seguirán sin ti. No podrán hacerte daño. Sólo son un montón de objetos personales que no te harán falta en el lugar adonde vas. Familiares y amigos que te tratan como si les pertenecieras, como si sólo fueras una herramienta en sus manos para materializar un plan cuya finalidad no comprendes. Diferentes olores que te has habituado a amar. El periódico deportivo que te has acostumbrado a leer de principio a fin. Ya está bien. Abandónalo todo y todo será abandonado. Basta. ¿Hasta cuándo puede uno estar sometido? Debes tomar de una vez por todas las riendas de tu vida, porque tú te perteneces a ti mismo y no a ellos. Y si tu habitación parece rara sin ti, si las estanterías que clavaste en la pared a la cabecera de la cama se quedan vacías y parecen raras, si el tablero de ajedrez que tallaste en un tronco, a conciencia y con delicadeza, durante todo el invierno pasado se cubre de polvo y parece raro, si la columna de hierro, alrededor de la cual pretendías plantar vides, parece rara en el jardín, no temas, el tiempo pasará y todas esas cosas dejarán de parecer raras y sólo estarán abandonadas. Las cortinas perderán su color. El montón de revistas que tienes en la parte baja de la estantería se irá poniendo amarillento. La cizaña, el mezquite y las ortigas, con las que luchaste durante años, volverán a levantar la cabeza en el jardín de detrás de la casa. Los líquenes invadirán de nuevo el fregadero que arreglaste. Se irá cayendo el yeso de las paredes. La barandilla de la terraza se oxidará. Tu mujer te esperará hasta que acabe comprendiendo que no tiene ningún sentido seguir esperando. Tus padres, heridos y obstinados, se acusarán el uno al otro, la acusarán a ella, al espíritu de los tiempos, al ambiente, a ti, a las nuevas ideas, pero al final también ellos se resignarán. Mea culpa, dirá tu padre en su latín polaco. (…) Y mientras tanto tú llegarás a tu destino y verás hasta qué punto allí todo es diferente y verdadero y nuevo: no habrá más tristeza ni humillación sino fuerza y pasión. Y si un día te acuerdas de un viejo olor o del ladrido de los perros a lo lejos o de la lluvia torrencial y el granizo al amanecer, y de pronto no puedes comprender por qué demonios cometiste la locura de irte de tu casa al fin del mundo, deberás alejar con todas tus fuerzas esas sensaciones para no estremecerte como alguien a quien acechan en la oscuridad. Tenías que irte. No podías quedarte toda la vida esperando sin saber qué ni por qué esperabas. No hay por tanto lugar para el arrepentimiento. Lo hecho, hecho está.”

Amos Oz: Un descanso verdadero, Siruela

Creo que desde pequeña he coqueteado con la idea de desaparecer, empezar de nuevo, en un lejano lugar, donde nadie te conoza y no conozcas a nadie y blablablá. Coqueteado nomás, porque de ahí no ha pasado. Yo creo que, en mi caso, el punto no es huir, desaparecer ni hacer borrón y cuenta nueva. De pronto quiero pensar que yo necesito irme, tomar distancia para apreciar mejor, para encontrarme más, para amar más, para sonreír más, y entonces, volver.

Lo mío no es la huida, sino el encuentro.

Porque en mi caso, no estaría huyendo de un lugar, de personas, de rutinas, de olores; en mi caso, estaría huyendo de mí misma y eso no puede ser.

Sola (quiero decir, sin Ratita), porque así debió haber sido, porque…

Y entonces todo, mágicamente, toma sentido.

Las prioridades, MIS prioridades ocupan su lugar, el lugar que no quise darles antes.

Los viajes anteriores no cuentan, al menos para lo que ahora espero encontrar. Antes quise conocer lugares, ahora quiero conocer algo más…

Ya me ví.

Lo que antes me parecía un sueño irrealizable, algo difícil, carísimo e inalcanzable, ahora lo veo tan posible, en su  exacta dimensión.

Ahora, el dilema es decidir a dónde primero. ¿La India, Rusia, China, Canadá otra vez porque  fue como no haber ido en absoluto? Niu yorc niu yorc va ganando, siempre he vivido traumadísima con LA ciudad.

Espero, a inicios del año próximo, escribir sobre los planes.

Regret, New order

Maybe I’ve forgotten the name and the address
Of everyone I’ve ever known
It’s nothing I regret
Save it for another day
It’s the school exam and the kids have run away

I would like a place I could call my own
Have a conversation on the telephone
Wake up every day that would be a start
I would not complain of my wounded heart

I was upset you see
Almost all the time
You used to be a stranger
Now you are mine

I wouldn’t even trust you
I’ve not got much to give
We’re dealing in the limits
And we don’t know who with
You may think that I’m out of hand
That I’m naive, I’ll understand
On this occasion, it’s not true
Look at me, I’m not you

I would like a place I could call my own
Have a conversation on the telephone
Wake up every day that would be a start
I would not complain of my wounded heart

I was a short fuse
Burning all the time
You were a complete stranger
Now you are mine

I would like a place I could call my own
Have a conversation on the telephone
Wake up every day that would be a start
I would not complain about my wounded heart

Just wait till tomorrow
I guess that’s what they all say
Just before they fall apart

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sabandija se busca y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s