Un día particular

Teatro El Milagro

Me gusta ir al teatro. Lástima que como estoy lejos de la civilización no puedo ir a todas las obras que quisiera.

El tiempo que no tengo y mi fracaso total ante la tecnología, los aproveché para cambiar la plantilla del blog. Y es que con la otra nunca pude cambiarle la foto de la cabecera, y el paisaje de esta nueva plantilla me gusta mucho. Además se nota mejor la leyendita del subtítulo, que es lo que me interesaba. Porque el  otro día fui al teatro más bonito del df (mi gurú Sergio Zurita dixit) a ver Zoot suit. Hermosa. Me urgía verla porque sólo duró dos meses. No entiendo por qué la compañía nacional de teatro invierte tanto tiempo y dinero y talento (por ejemplo, trajo al mismísimo Luis Valdez que no debe cobrar cualquier madre) para temporadas tan cortas. Hace meses me perdí la maravilla de Edipo en Colón porque duró tan sólo dos semanas, ¡dos semanas!

El caso es que Zoot suit fue toda una experiencia y uno de los diálogos del personaje principal, Henry Reyna, es el que puse en la cabecera:

“Siempre he tenido la sensación de que hay una gran fiesta a la que estoy invitado pero no sé cómo llegar… Y daría lo que fuera con tal de saberlo” Más o menos dice así. Y otros pasajes así y más conmovedores.

Otra que pude ver y también me gustó fue Oleanna. Horrible. Terminé llorando, igual que el actor Juan Manuel Bernal, qué sorpresa que no sea solamente un actor de telenovelas. Sobre la imposibilidad de la comunicación, los malentendidos, la doble moral gringa, la perversión del lenguaje…

(Por cierto, mientras esperábamos a que empezara la obra, ya en nuestros lugares, di un salto cuántico en mi vida, así nomás, sucedió.)

Y otra que vi fue Trabajando un día particular. Gran gran puesta en escena. Los actores (Daniel G. Cacho y la otra monita que no sé cómo se llama), ellos mismos se dirigen. El escenario eran paredes negras y ellos llegan y conviven con todos los que estamos esperando. Y al llegar la hora, nos dijo Daniel: “pues ya, a darle”. Y mientras nos sentamos, ellos empiezan a cambiarse allí delante de nosotros, mientras siguen platicando con todos. Y en la obra, de pronto dicen “¿tienes un gis” y el otro se lo da y dibujan lo que necesiten en las paredes y en el piso. Ellos ponen la música o hacen los ruidos de un coche, de un timbre, de un teléfono sonando. Y cuando termina la obra, voltean  y nos dicen “ya, se acabó”. Y empiezan a cambiarse de nuevo.

La historia está re triste, para variar: sobre las relaciones humanas, el amor, la amistad, la guerra, el totalitarismo, la soledad. El miedo, el miedo, el miedo de vivir en una sociedad facista, que se me hace tan pero tan familiar, sólo que ahora es más sutil el asunto.

Aquí pintando la ventana para asomarse a la calle.

Aquí el teléfono y el saco.

Aquí Rosamunda en su jaula y el anaquel de las especias.

Aquí la cabecera de la cama, el reloj, el librero.

Aquí Daniel G. Cacho posando junto a un cuadro valiosísimo hecho de botones. Antes, durante y después de la obra pude constatar que es una persona maravillosa, talentosa, sencilla, tímida, amable, etc etc etc. Y me gustó bastante, además tiene un aire rusinsky que mmhhhhh.

Aquí la monita actriz

Aquí una estúpida calle  y un estúpido sol saliendo después de la lluvia  para desaparecer diez minutos después.

-es usted tan amable, que me confunde…

-oye, cuando puedas acuérdate de mí…

-qué triste amigo que me elegí…

-el orden es la virtud del mediocre -pues entonces yo soy un genio, jajaja (ups, mi diálogo)

como si la soledad fuera una riqueza…

-siempre acabamos amoldándonos a la mentalidad de los demás.

-y más ahora que ya se inventó el cierre, los botones tienen que servir para algo…

oiga, usted a qué le tiene tanto miedo si está tan segura de sus ideas…

Y hacen el amor con un discurso de Mussolini de fondo…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sabandija & the city y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Un día particular

  1. Que envidia, pero si estuviera en DF, tampoco podría ir, ni modo, eso será es unos años, que chido que tienes oportunidad.

  2. Ross dijo:

    Muy interesante, neta que si llegara esta obra al rancho si la iba a ver, se ve que vale la pena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s