Te guardaré en mi caja rota, vestiré de negro

Lo mío no es curiosidad, lo mío es morbo del más barato.

Soy el ratoncillo hipnotizado por la serpiente.

Soy el imán de lo miserable.

Pero cómo disfruto, no se qué placer encuentro en dormirme arrullada por Pare de sufrir (por poner sólo un ejemplo), me fascina. El acento brasileño, las orejas puntiagudas de los iluminados, sus ojos saicos, la vehemencia de su discurso, los testimonios REALES de la gente, la puesta en escena con los protagonistas, pida su milagro. El colmo de lo perverso, el colmo de la miseria, el colmo de lo humano. Repito, me fascina.

Es tan fácil creer todo lo que dicen. Es tan fácil querer creerlo. Podría creerlo.

Soy fan, también, de los canales cristianos, sobre todo de los programas donde los predicadores sueltan su sermón en auditorios archienormes. No mames, soy el ratoncillo escuchando su pregón, que dan a gritos, ojos desorbitados, estandartes de la verdad y la salvación, explicando, EXPLICANDO pasajes de la biblia “y ahora abran su biblia en tal y tal y lean conmigo”.  ¿Te imaginas ser un pastor? ¿Te imaginas tener tanto poder sobre tu auditorio? ¿Se lo creerán de a deveras o cómo le hacen para interpretar semejante papel? ¿Y qué será peor? Acabando su sermón van a su mansión y mandan traer unas veinte putas y las drogas más puras y ahora cuánto gané con estos pendejos.

De los predicadores, el que más me fascina es Cash Luna. Confío en que nadie de por aquí lo conozca (pura gente sana y cuerda), por eso, para llenar tan infame vacío de información, pongo dos videos con el monito en cuestión, dando su sermón en auditorio, iglesia o sepa la chingada qué; y en un magno evento en un estadio o algo por el estilo realizando milagros. Sí, no mames, MILAGROS: toca a la gente con la mano y cura cáncer, parálisis y cualquier mal instantáneamente.

Fijáos en su capacidad pregonera, todo está fríamente calculado: la voz (que en you tube se oye como las ardillitas pero no es así), su caminar, su ropa, su tic de mover la cabeza y el hombro, SUS OJOS, sus ojos super saicos, sus movimientos, sus miradas, blablablá.

El Mal existe en los ojos de estos cabrones y por eso no puedo dejar de verlos

Pues ya estuve en una sesión de milagros, en vivo y en directo.

Logística impresionante con 8mil monitos a cargo.

Qué gusto ver a la presidenta municipal presidiendo un acto religioso para preservar el estado de derecho laico, patrocinado con mis impuestos. Ya vienen las elecciones.

La presidenta recibiendo la bendición, no mames.

Zona vip

A los cinco minutos ya estaban todos en éxtasis

Venía gente de todo el país y de centroamérica, muchos a punto de morir como este pobre monito. Horrible.

Cubetísimas, numeradas, para el dinero que tenían que dar ANTES de los milagros. La gente daba billetes de cincuenta pesos para arriba. Eran alrededor de 25 mil monitos. Hagan cuentas.

De por sí la gente me da miedo. Las multitudes me dan pánico, de niña el único motivo por el que lloraba era para no subirme a un camión lleno. Y ahora, por mi propia voluntad, entré a una multitud de 25 mil personas, en éxtasis.

Mis padres, fanáticos laicos, nunca me llevaron a una misa, con suerte estoy bautizada porque tampoco se trataba de terminar en el infierno o el limbo. Así que ya de por sí una misa apostólica católica romana, como debe ser, ya es algo violentísimo para mí, y ahi voy a estos menesteres…

Lo que vi, los olores, las miradas, enfermedad, el pinche trajecito de Cash Luna de super lujo, exquisito, la puesta en escena de los milagros que la gente se creía con fervor infinito…

Sí fue una experiencia religiosa del horror.

Prometo no volverlo a hacer.

Necesitaré otros veinte años de terapia para superarlo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sabandijaventuras y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Te guardaré en mi caja rota, vestiré de negro

  1. Lear dijo:

    Con los canales cristianos me pasa lo que sucede cuando uno se para en la esquina de un hondo desfiladero: siento vértigo y fascinación. A mí también me divierten muchos los sermones que se avientan estos monitos, pero me aterra el poder que tienen. El mundo está al revés.

  2. Becca dijo:

    Vértigo y fascinación, qué tino para decir lo que yo no pude en mi chorizote.
    Pues sí, pero como que me va gustando el mundo al revés y no sé si eso sea bueno o malo, pero tampoco me importa.

  3. Boigen dijo:

    A mí me produce tristeza ver esto 😦

  4. Sibila_S dijo:

    Ufffff!!!!!!

    Yo estuve en una “experiencia” que no era religiosa pero tenía todos los requisitos para serlo. Una especie de five club donde había un “guía” que te invitaba a comprometerte y que sacaras tus traumas y así. El curso duró cuatro días y al final me quedé pensando lo que tú con los pastores…

    ¿De verdad se la creen o son cínicas y saben que están lucrando con la debilidad de las personas?

    Mi prima fue a mi “graduación” y al final sólo me dijo: “El mundo debe estar muy jodido para que la gente necesite de estas cosas” y yo dije: pues sí…

  5. Sibila_S dijo:

    Lapsus: escribi five club como hi5. Es Fight Club.

    Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s