Mátenme por favor

¿Adivinen quién fue la teta que, muerta de sueño y no queriendo tratar temas IMPORTANTES, soltó en el diván que tiene un bló, así como quien no quiere la cosa?

Y la loquera, también como quien no quiere la cosa, que me pregunta:

¿Y por qué lo abriste?

¿Qué escribes?

Y leyendo lo que has escrito en estos meses, ¿qué has encontrado, qué puedes ver, qué sentido puedes notar acerca de ti?

¿Qué has podido ver en lo que escribes?

Y preguntó otras cosas que ya se me olvidaron pero recuerdo que, cuando las dijo, abrí unos ojotes de no mamar, pero si esas son LAS preguntas de la vida misma, no me tortures por favor, si yo nomás tengo un bló de pena ajena y ya. Tan me impactaron que mi cerebrito las bloqueó y por eso ya no las recuerdo, supongo.

Bueno, pero hasta ahí todo iba bien, hasta que preguntó si me ponían algo. Pues sí. ¿Y conoces a alguien? Pues sí, digo no, pero el otro día conocí a algunos? ¿Pero los conocías? No. ¿Y de dónde, entonces? Del twitter. ¿Y quiénes son? No, pus gezeta, hombre cactus, rufian melancolico, aldonautico y jpensamiento. (Ah, y de paso hubiera mencionado que hasta conocí a plaqueta y a su clon y a un timeline paralelo).

O sea, Becca, no sabes lo estúpida que me sentí diciendo eso. “Conozco a alguien que se hace llamar -inserte aquí los alias-“. Pero ¿quiénes son? Pues están en el twitter, ¿no?

“Conozco”. Y lo peor es que sí los “conozco”, aún antes de haberlos visto en persona. De hecho, cuando recién nos encontramos gezeta y yo fue como si nos conociéramos de toda la vida ¿cómo has estado, cómo te has sentido con tus males, y tus análisis y amiguis amiguis; cosa que dicho sea de paso para completar el patetísimo cuadro, nunca me había pasado así de fácil con gente de la vida rial.

Pero en el diván sonó tan pero taaaaan estúpido, de verdad. Pero taaaaaaaaan estúpido. Pero taaaaaaaan

Por eso hasta ahí llegué con la gran anécdota. Imagínate que le dijera:” no y pues hay un monito que a veces me comenta que se llama bu fon a la de ri va”. Ya me imagino: -Mmmmmmh, ¿y ése quién es, cómo se llama? -Pus no sé, pero es bu fon a la de ri va… y me gusta leer su bló-. -Mmmmmmh, aja ¿y por qué, de dónde lo conoces? -Pues del bló…

O: “y hay otro cuyo bló también me gusta y sólo por eso le voy a regalar una moleskine” -Pero si no lo conoces…

No, gente, el mundo allá afuera nomás no nos comprende.

Ustedes tienen la culpa de todo.

Ustedes son los únicos culpables de que yo no progrese y me convierta en una persona normal.

Y luego, como que últimamente me había ido muy bien en el diván, yo creo que hasta la loquera se sentía así como que ufffff, la voy librando con esta loca; pero esta semana, como que ha de haber dicho: no, la perdimos, a qué horas le pasó el accidente o qué ondas.

Nooooononoono, e imagínate si además le hubiera contado que salí con ellos, ahora caigo una bola de completos desconocidos, además por mi iniciativa, que por suerte y casualidad en el curso de la noche dijeron su nombre rial. Y que la pasamos bien, y que me subí en un taxi con ellos y fuimos a y luego a … No, Becca, esto del diván no está padre.

Y lo del twittter menos, es la esquizofrenia llevada a su máxima expresión. Es peor que hablar solo, he dado pasos gigantescos pa’trás, como bien me dijo Guapologa (ah sí, otra que conozco del twitter y que es bien buena onda).

Pero pus todomundo tiene twitter, ¿qué no?

Claro que pudo haber sido peor: que se entusiasmara y hubiéramos intercambiado cuentas y nics

Sólo por eso, voy al twitter a preguntar quién más va a ir el domingo al nortec.

(Ayyyyy nooooooooooo, y le acabo de dar un rayoncísimo monumental a la carátula de mi flamante relojísimo ultrachido y careeeeesimo!!!!! Bueno, no taaaan tannnn careeesimo, pero fue mi regalo de aniversario con Ratita. Qué digo rayón, casi le rompo toda la carátula!!!!! ¿ven cómo el mundo me castiga nomás por mencionar el twitter?)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Historias fantásticas y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Mátenme por favor

  1. Hola! Soy loquera desde que tengo conciencia (a los 14 años que me enamoré de un loquero-profesor) ahora nomás tengo la licencia pa loquear a otros… entiendo, sí entiendo, pero mi recomendación es asistir con un@ loquer@ más joven, a mi se me hace que esa loquera tuya andaba en los 60’s fumando mota por primera vez atrás de la facultad de psicología de la UNAM o bien, se salvó de milagro de los balazos de Tlatelolco…

    Por cierto, yo desde enero andaba muy mal… deprimida casi al borde de la locura (más de la normal) y jodida, sí… jodidísima… Borré los post más deprimentes que haya escrito en toda mi vida (lo bueno) y todo por culpa de un cabrón y de mi sentimiento nulo de amor por mi… así es, los loqueros también lloramos… sí, a veces decimos pendejada y media pero es nuestra propia incapacidad para entender el mundo que nos rodea…

    Pondré un link de tu bló en mi bló… me encantaría seguir leyendote… y ojalá pudiera ser una de las que mencionas en el diván que tanto describes… un abrazo desde lejos…

    La Maga y/o Hachi

  2. Jaaaaaa, cómo me reí!!!!!!!!
    Bienvenida a esta tontería de llamarle a la gente más como les gustaría ser nombrados que con sus nombres verdaderos. Habrá que sugerirle a tu diván que le conviene, podría tener varios clientes con severos problemas de identidad. O algo así. Hasta pronto!
    PD, ¿Y ya le dijiste al diván que tú eres sabandija?

  3. Lear dijo:

    El bufón a la deriva se llama Lear, y a él también le gusta leer tu blog; su mejor amigo también firma con nick, pero eso no importa, porque incluso son más agradables disfrazados que en la vida real, porque ésa no existe. Claro que nos conocemos todos y es más simple de lo que parece, Becca, o Sabandija, porque usualmente uno es lo que escribe, hasta cuando no lo es, y hasta cuando no escribe.

  4. huyecorzo dijo:

    Pues “yo opino como el compañero”. Uno es muchas cosas y este blog sigues siendo tú. Te lo digo yo. Yo También creo ya entender un poco más. Sigue escribiendo y conociendo gente, Salud!!

  5. Becca dijo:

    ¿Ya ven? Una persona más que conozco, y que conoce mis más íntimas vergüenzas. Bienvenida, Maga. Gracias por pasarte por aquí, qué honor que me pongas en tu blog. Abrazos de regreso

    Rufián: pues esta entrada fue todo un éxito. Una nueva conocida, y que me comenta el Rufián…
    Gracias por la bienvenida, pero como que ya fueron muchas novatadas por estos lares, ¿no? jijiji. Y no, no dije nada que fuera guguliable. Podré morirme de sueño y de tetez, pero la paranoia nunca me abandona.

    A ver si no por conocerlos en carne y hueso, se cruzan los cables y terminamos atrapados en la cinta de moebius

    Lear: son más agradables, y más REALES, diáfanos con todo y máscaras y nics y “editar este texto”.
    Sorry por confundir el autor con la obra, pero estaba hecha bolas. De todos modos tu blog y tú, sobre todo, tú, ente ahí, eres mi top one; que no entiendo por qué interés malsano te pueda gustar mi blog, pero qué chido que así sea.

    Y tú, Tú, sólo por ser tú te perdono que andes de metiche por estos terrenos incomprensibles para las almas no iniciadas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s