Cecilia Toussaint y compañía

Pues sí, el viernes fui al concierto de Cecilia Toussaint con 8mil invitados, de los cuales el único que valió la pena fue Jaime López (en la primera foto tocando la guitarra). Bueno, también sus tres hermanos malditos talentosos todos. Duró cuatro horas cuatro, y ella cantando como si nada.

La maldita está guapísima, además es atractiva, sensual; ya dice cosas como “estoy sana, saludable, me hice más mujer, en mis momentos malos y peores…”

Unos jeans, playera blanca, tenis y un blazer. Pelo suelto, cara lavada. Y hermosa. Pura actitud. (Sabandija ardilla: pero claro, alta y flaca, así quién no…)

Lo único, que hubiera preferido que Jaime López cantara Sácalo, en vez de ella.

Podría contar las aventuras que tuvimos antes de ir al concierto, pero ñe. Y que llegamos derrapando al teatro; o de la peste que sufrieron los vecinos de butaca (no por nuestra culpa, ¿eh?,) al grado que la chava estaba a punto de vomitar. O sea ¿por qué no se cambiaron de lugar, que sí había, en vez de sufrir durante cuatro horas? O del monito a mi derecha que to do el tiempo estuvo catatónico, con la cabeza apoyada en el puño, como si estuviera escuchando una conferencia sobre el subjuntivo tardío del jónico minoico cretense en el capítulo cuarto de La Ilíada.

Pero no.

Me gustó. Y a la salida me compré mi tacita conmemorativa en veinte pesotes.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sabandija & the city y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s