El Banquete

El día de hoy mi Ratita y yo cumplimos cinco años de casados; y casi cuatro de novios, suman ya nueve años juntos, Ratita, qué horror! ¡cómo he aguantado, merezco un monumento! jijiji

Ya en serio, tú sabes todo  esto, pero de todos modos lo escribo, la ocasión lo amerita.

Ratita, tú conoces mi pasado y mi familia. Sabes que crecí sola (y no física ni materialmente), no sola-mal; sola-conmigo-misma, pero sola al fin.

Puedo vivir sin nadie a mi lado, para sobrevivir tuve que ser autónoma y estoy trabajando en reparar los daños de mi pobre mentecita. No necesito falsas compañías ni ruido ni voces ni palabras huecas. Tuve que escucharme.

Pero desde que te conozco, tú has sido mi complemento. Mi compañero. Te miro a los ojos. Me miras a los ojos. Y sonreímos. Y conversamos. Y callamos.

Ya no estoy sola. ¿A que sí sabía que lo estaba?

Ya no estás solo. ¿A que no sabías que lo estabas?

Uno más uno = UNO

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Vida y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s