Enseñan el cobre por cualquier cosa

En casa no  me dio tiempo de prepararme mi batido para mi holgazán estómago, tuve que hacerlo en el pseudocomedor del trabajo, después lavé yo muy hacendosa mi tacita y mi cuchara. Tuve por unos segundos la ocurrencia de llevármelos, pero ingenuamente preferí dejarlos que se escurrieran. A las dos horas paso… y ya no está mi cuchara, busqué por todos lados, cajones, piso lavabo, y nada. No, no es de plata ni nada, si no es el valor del objeto, sino que son unos pinches manchados, o sea no pueden ver algo ahí nomás porque luego luego se lo agandallan.  Y qué bueno que sólo fue la cuchara, porque mi tacita es de esas mamiladas pintadas a mano con figuritas todavía más mamilas emplastadas por fuera; ahí sí que hubiera hecho coraje bilioso entripado. O sea qué onda con mis compañeritos de trabajo! Ya no hay moral, de verasssss…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sabandija quejica y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Enseñan el cobre por cualquier cosa

  1. Ross dijo:

    A mi me robaron una hoja de registro de asistencia, que igual es una triste hoja que se vuelve a imprimir pero el tipo que me la robó fue tan sínico y me dijo que estaba en su maletín

  2. Lear dijo:

    Confía, confía, quizá alguien al esté usando todavía y pronto la devolverá limpia y reluciente.

  3. Bob dijo:

    Una vez Marlboro fue a mi exescuela a regalar tazas con el logotipo y todo, de hecho, creo que te las daban con café (previo intercambio de tu nombre, e-mail y tu alma)… Durante un par de semanas, abundaban cual changuitos en… ¿cómo se llama esa ciudad tailandesa que tiene un problema de sobrepoblación de changos? Bueno, el caso es que por un par de semanas, todos las veíamos por todos lados y nadie, pero nadie, pensó siquiera tocarlas. Ya todos estábamos hartos, es como en los simpson cuando les llega la fiebre del yoyo.

  4. Becca dijo:

    Ross: qué cínico, qué cagado, jojojo (es que mejor me río, no?)
    Lear: confío en que está siendo usada, claro.
    Bob: oh, sí, lo uniforme y lo singular! ¿aún cabe la distinción? los simpson me hartaron cuando me sabía todos los capítulos de tanto que los repetían

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s