Furia divanesca

Querida Becca,

Me choca me encabrona me repatea que cuando  le cuento a la psicoanalista que aprendí a leer a los cuatro años, que devoraba novelas durante mi infancia, que me gustaba estudiar y aprender muchas cosas; me salga con la misma mamucada. Además yo le estoy haciendo un recuento de mi vida blablabla, por eso voy a psicoanálisis y no a psicoterapia; de ninguna manera mi objetivo es presumir ni creerme superior al resto de la humanidad. Al contrario, reconozco que es patético que mi máximo en la vida haya sido leer y leer, aprender como esponja y que la adrenalina se me subiera a cien con los análisis sintáctico morfológicos que hacíamos en clase de latín y griego.

El caso es que cuando me pregunta: “¿y qué hacías en la pubertad y adolescencia?” – Pues iba a la escuela, empecé a ir a clases de idiomas, leía, iba al cine y al museo con mi amiga Wanda, íbamos al Chopo, etc. – Ah, o sea que te refugiaste en el estudio.

Aacchhhhhhhhhh, se me revuelven las tripas. O sea, sí me sentía sola como ostra y crecí como la mayor inadaptada social y todo eso; pero no significa necesariamente que una cosa excluya la otra. Puedes ser “normal” y sociable y leer y estudiar. Y si yo hubiera tenido más amigos y vida social, no por eso hubiera dejado de leer y aprender e ir a los museos.

Ash, pero bueno, fuera de eso y de su estúpido discurso de que debo ser más emocional y tener sentimientos (¿qué diablos significará para ella “tener sentimientos”, o sea si yo no los tuviera sería una psicópata de manicomio) y buscar la felicidad  y qué bella es la vida y las florecitas y los pajaritos; todo está bien, no le pide nada a la mayoría de los psicoanalistas del defe y hasta he tenido varias revelaciones tremendas en su diván.

Ash, y al rato me toca ir.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Furia divanesca

  1. Lear dijo:

    Ya, qué diablos, y entonces la psicoanalista se refugia en la interpretación de los refugios de los demás. Un poco caótico el asunto…

  2. Becca dijo:

    Sí, Lear, pero la sabandija necesita diván

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s