Nueva casa

Este blog tiene nueva dirección y nuevo título (por eso estuvo cerrado algunos días):

http://latentaciondelfracaso.wordpress.com/

Es el mismo blog, no borré nada porque no puedo borrar nada de mi pasado ni de lo que soy ni de mis paranoicas búsquedas. Lo que hice fue importar todo mi blog a una nueva dirección. Gracias a los dioses no tuve ningún problema al hacerlo, es más, fue de lo más fácil.

El resultado: ¡ahora tengo el título y la url más bonitos del mundo mundial!!!

Espero me sigan visitando😉

Publicado en General | 1 Comentario

Fugacidad

Hoy me ahorré catorce pesos catorce al preparar mi cóctel de frutas, en vez de comprarlo.

Me siento realizada.

Me siento otra persona.

Me siento organizada, sana, exitosa, ahorrativa, higiénica, en control.

Lástima que mañana será otro día.

Publicado en Sabandija se busca | Etiquetado , , | 1 Comentario

De imaginaciones

Imagino que los demás me miran pensando: “quiero destruirte, voy a destruirte”

Se me olvida que yo soy la única que puede destruirme.

Se me olvida que yo soy la que llevo toda una vida destruyéndome.

Publicado en Confesiones | Etiquetado , , | Deja un comentario

Hanna, in memoriam

Hannah, mi primer perrita schnauzer (que tenía años que quería una) murió atropellada. Hasta ahora es que puedo escribirlo. Tenía dos años y era mi hijita.

Ratita la sacó a pasear, su corrar se rompió y salió disparada hacia la avenida y la atropellaron. Murió pocos minutos después. Yo estaba en la cama todavía, recuerdo que llegó Ratita y me dijo “atropellaron a Hannah”. No lo pude creer, es más, sigo sin creerlo, ahora que lo escribo es que me está cayendo el veinte. Ratita estaba lleno de sangre: su chamarra, su pants, sus tenis. La recogió de la avenida (con riesgo de que a él también lo atropellaran) y la trajo cargando a casa. La envolvió en una sábana. Yo la vi ya envuelta, no habría soportado ver su cuerpecillo.

Fuimos a enterrarla al bosque.

La extraño terriblemente. Era la perrita más tierna del mundo, noble, traviesa. Era hermosa, su carita parecía que estuviera sonriendo siempre, tenía unas pestañotas tupidísimas y larguísimas. Era miniatura, pero creció mucho y estaba muy fuerte, parecía un rinoceronte miniatura: estaba chaparrita y muy gruesa, pero de puro músculo. Cuando la sacaba a pasear, apenas podía contener sus jaloneos, de tan fuerte.

Me puse muy mal, de por sí estaba enferma, muy enferma por esos días, y encima su muerte. Ya tengo otra perrita, no por reemplazarla, sino porque nunca esperas que tu mascota muera de forma tan horrible e inesperada. Mi corazón de pronto tuvo un vacío, unhueco que me dolía tanto que necesitaba otra mascota.

Hannah era super tranquila, no hizo travesuras cuando estaba bebe, no mordía cosas ni hacía tiradero. Desde el primer día que llegó, a los tres meses de edad, la dejamos dormir en el patio, y no chilló ni una sola vez. Lola, en cambio, de ninguna manera aceptó dormir afuera, ni en el baño, sólo se callaba si se dormía al pie de la cama. De otra manera chillaba como si la estuvieran matando. Todo el tiempo quiere tenerme a la vista y me sigue a todos lados.

Hanna, en cambio, fue más independiente y obediente: aceptó dormir afuera sin chillar ni hacer pataletas, era más tranquila, no mordía nada.

 

Lola, mi nueva perrita, es muy diferente. Es increíble como hasta los animalitos tienen su propia personalidad. Al principio no supe si hice bien en adoptarla, porque las comparaciones con Hannah eran inevitables, además de que Lola es con completo desmadre, DESMADRE con mayúsculas, pero bastaron unos cuantos días para que también cayera ante sus encantos.

Ahora no me arrepiento de tener a Lola, fue el mejor remedio para aminorar un poco mi dolor, y Hanna siempre tendrá un lugar en mi vida, la recordaré para siempre, recordaré siempre su cuerpecito, su carácter, su cara, todo.

Y Lola me está enseñando a aceptar, a amarla también con sus peculiaridades, a adaptarme a sus necesidades, a recordar a Hannah con mucho cariño y no para hacer comparaciones.

Y también amo a Lola con todo mi corazón, con el consecuente temor de que si algo le pasa entonces sí me muero. Es un desmadre, ya arruinó mil cosas mías, pero es adorable, noble, obediente, te habla, te ama incondicionalmente, se deja querer, en fin, Lola amerita posts aparte.

Y también procuro ser mejor mamá con Lola, porque la muerte de Hannah me dejó muchas culpas baratas: que si no la saqué a pasear lo suficiente, que si la debí dejar estar dentro de la casa, que si no la acaricié cada tres minutos…ventajas todas que ha disfrutado Lola hoy en día.

Te recuerdo todos los días, Hannah.

Publicado en Sabandija y el pueblo | Etiquetado , , | 4 comentarios

Bitácora

Desde hace pocos años, espero con ansia estas fechas, por el Festival de la ciudad de México y Radar (ahora Aural). Ahora que estoy en el pueblo, procuro ir a lo más que pueda, según se ajusten mis horarios de trabajo y la disponibilidad para trasladarme.

Hay varios espectáculos que me han impactado: Don Giovanni, hace dos años (¿o fue el pasado?) estuvo impresionante, me gustó mucho. También La música de las estrellas, en el espacio escultórico, fue casi mágico-cómico-místico.

De este año, me han gustado varios a los que he ido (y espero poder ir a más!), el concierto de Zoe Keating me encantó, muy tierno, igual que ella, apacible, arrullador,, bonito.

Y También Rusalka, la puesta en escena está muy bien, la escenografía fue lo que más me impresionó. La historia, basada en La sirenita de Andersen, es todo un culebrón, el final está horrible, nada de finales felices, está muy trágico. Todo un espectáculo. (Además, Rusalka ha sido el único espectáculo que ha empezado puntual puntual, no como los otros que se retrasan como media hora en promedio, que no mamen).

La ópera se me figura un viaje en el tiempo delicioso y rotundo, no solo por las historias en sí, no solo por el espectáculo, sino que como espectadores te exige otro campo mental, otro ritmo, otra visión de mundo, otro mood. Es como que estamos tan acostumbrados a lo inmediato, vertiginoso, a las películas rápidas, con efectos visuales y sonoros que te hacen saltar de la silla, soltar el grito. Y entonces te sientas a ver la ópera, y no mames, así como así viajas dos o tres siglos atrás: otro ritmo de escucha, otra ingenuidad, diálogos lentísimos y que se repiten una dos tres cuatro cinco veces, para que entiendas y comprendas y sientas y te dé la catarsis; no como en las telenovelas que ya no son lo de hace diez años. Ahora, según estudios profundísimos, los productores y directores de escenas telenoveleras saben que cada escena no debe durar más de 20 segundos, pas deben pasar a otra, pas a otra, pas a otra, porque si no la atención del público cae.

Y entonces en la ópera no, todo lentito, profundo, intenso, y cuando tú te dejas, ya estás en la inocencia de nuevo y como todo buen inocente, ya estás captando todo, ya estás sintiendo todo, ya estás lidiando con el destino, ya tu corazoncito late y ya sales renovado y feliz. Bueno, no.

Sola sola sola:

“Toma cuanto tengo y hazme humana”

¡Ni vivir ni morir!

Aquí el príncipe prefiere a la pasión en vez de a la frígida de Rusalka:

Aquí está repudiada por todos y por todo:

Aquí ya no me acuerdo por qué vuelve a aparecer la Hechicera:

Y acaba todo triste el asunto, como la vida misma, sí señor.

Publicado en Sabandija & the city | Etiquetado , , , | 2 comentarios

Rectificando

Últimamente ha habido un caos en mi lista de prioridades, y lo peor es que no tengo idea de cómo reordenarlas.

Tampoco tengo ganas.

Y es que ya lo sé: tengo que volver a mi prioridad de siempre: YO.

Tengo que reconocer que fue un error pretender que había otras prioridades que no fueran YO.

Y tengo que reconocer que debo fijarme menos en lo malo, pero es que me frustra tanto, la empatía me gana y no puedo evitar preguntarme por qué son así, cómo pueden vivir así y todo lo demás. No puedo evitar dejar de pensar en MÍ y fijarme en lo demás.

Pero puede que el error no sea el “fijarme en lo demás”, sino en qué es “lo demás” para mí. Si antes era selectiva, ahora debo serlo todavía más. Fijarme “en lo demás” que no me frustre, fijarme en él que sí me reconoce y en ella que también y en él y en él y en ella y en ella.

Y siempre en mí, me cago en la leche.

(Si yo era tan feliz, carajo)

 

Publicado en Sabandija se busca | Etiquetado , , | Deja un comentario

Así es

¿Qué aprendí el día de hoy?

Que mi vida puede ser perfecta, puedo reconocerlo, pero yo sigo con mi cara huelecacas como siempre.

Formidable.

Y ahora que lo pienso, me puse de pechito. El idiota pudo haberme dicho (no lo dijo y sé que no lo pensó, pero pudo haberlo dicho):

no, si no tienes ningún problema y traes esa jeta, no quiero ni pensar cómo lucirás el día que tengas problemas…

Osh.

Pues sí, y yo pude haberle contestado que desde que los conozco, he puesto mi vida en perspectiva y puedo sentirme la persona más afortunada del mundo. Puedo valorar lo que tengo y ellos no, que es todo.

Sí, puedo sentirme afortunada y feliz.

Pero no. Nunca me sentiré afortunada. NO importa el qué ni el cómo ni el cuándo.

No tengo ningún problema y de todos modos me siento de la chingada.

Publicado en Sabandija se busca | Etiquetado , , , | 1 Comentario