Ambiente tóxico, II

Cómo me gustaría regresar el tiempo y haber actuado de otra manera. Si hubiera sabido cómo eran y en qué ambiente tan espantoso me encontraba, tendría que haberme defendido como una vil naquita. Ahora sé que es de lo más normal que todos se peleen entre sí, se odien y se contenten, se griten y se digan groserías, inventen chismes, le griten a los jefes. Frases que oí en mi infancia, en el mercado, en niños de 10 años: “dímelo en mi cara, no te metas conmigo, deja de chingarme, qué tienes contra mí, cuando quieras nos vemos allá afuera, no te tengo miedo” son de lo más comunes y bien recibidas. Es más, si no dices nada así, quedas como una agachona. Pinches monos todos de qué jungla primitiva vienen, no mames.

Dada esa situación, luego luego debí haber subido y acusarla: x no quiere trabajar conmigo, no coopera, me habla mal, me dice que quiere mi horario, y no tiene actitud colaborativa. No quiere hacer el escrito conmigo.

Ni en la primaria hice algo así, lo juro.

De esa manera habría saboteado su malvado plan. Y si aun así hubiera inventado algo de mí al jefe y éste me hubiera llamado, ahí también habría tenido que defenderme como en una vecindad: no es cierto, ella empezó y me dijo esto y esto y esto y me miró así e hizo esto y aquello y usted no debe fomentar este tipo de enfrentamientos y chismes estúpidos. Y tráigala porque no tolero el me dijo que dijo que dijo. Tráigala para que enfrente de usted aclaremos la situación y yo le demuestre que fue ella quien empezó y usted está agravando la situación al hacer caso de las acusaciones en privado y hacerles eco. Incluso si fuera cierto lo mejor sería llamarme y decir: fíjate que me he percatado de que no están trabajando en equipo…, en vez de: vino x y me dijo que tú…. O sea si no estamos en una vecindad, y usted es el primero en fomentar esta situación en vez de poner un alto.

Confieso que no estoy totalmente convencida de haberme equivocado. O bueno, sí me equivoqué y no di crédito. ¿Pero debí cambiar mis valores para defenderme? ¿Habría ganado actuando como una chismosa, cayendo en el juego perverso del mobbing, de ese ambiente tan espantoso de dimes y diretes? Ahora me siento tonta e ingenua. Pero ¿cómo me sentiría de haberme portado como en una vecindad, defendiéndome con gritos, acusaciones y amenazas, respondiendo a la hostilidad con hostilidad? En realidad, ¿no habrían ganado ellos si yo hubiera actuado así? A corto plazo hubiera ganado, pero ¿y yo? ¿cómo me sentiría? ¿no será que les da más coraje que yo haya mantenido mi integridad, mi profesionalismo, demostrado mi buena cuna, la educación que sí mamé, mi preparación de primer nivel y no de pueblo bicicletero? No lo sé. A lo mejor hubiera empeorado las cosas.

X siguió peor, nunca cooperó conmigo, el área nunca funcionó. Tenía que esconder lo que hacía y lo que investigaba porque ella me lo robaba y el jefe nunca hizo nada para pararlo, al contrario, se complacía con la situación. Siempre ha estado de su lado. Alguna vez el jefe se vio obligado a regañarla según para hacerla trabajar en equipo y que no había trabajo individual y por separado. X prometió no hacerlo más. No cumplió. Lo que hacía no lo guardaba en la computadora común, sino que se lo llevaba en su usb. Nuestra área era de servicio al público. ¿En qué cabeza cabe llevarte la información a tu casa, cuando el público la requería? Lo hacía solamente para perjudicarme, pero más bien perjudicaba al área y al público, y al jefe nunca le importó. Ahora sé que incluso la instigaba más y yo quedaba como la mala del cuento o mínimo la cómplice porque nunca protesté ni acusé ni me defendí bélicamente.

Lo único que atinaba a hacer, dentro de mi estupidez en esas lides, fue actuar pasivamente. Yo también me llevaba la información y reportaba lo que YO hacía. ¿Es que cómo puedes obligar a alguien a cooperar, a cambiar de actitud, a dejar la mala fe; si además el jefe la apoya? Creo que en estos casos la parte negativa gana. ¿Y el otro qué hace? Me dije, faltaría que aparte de no caer en su belicosidad, aparte yo sí le diera todo mi trabajo y cooperación. Entonces lo que atiné a hacer fue a trabajar por mi parte también. Cuando estábamos juntas yo sentía una vibra bien fea, unos nervios, una presión.

Me sentía víctima de un plan perverso, como un ratón que no tiene escapatoria y que en su desesperación se hace más daño. Yo no sabía qué más hacer, más que “defenderme” pasivamente actuando con su misma falta de cooperación. Cuando subíamos a reunión, ella era la primera en decir con un cinismo y una vocecita de mosca muerta: yo pienso esto para mejorar, yo coopero, propongo esto, etc.

A mí me dijo, yo lo escuché con mis meritos oídos, que ella llegó ahí porque la corrieron de otra dependencia. Era aceptar el traslado o perder el trabajo. Pero no le gustaba, ella estudió para otra cosa y aceptó por cobrar las quincenas y punto. Iba a esperar a lograr que la regresaran, mientras, se iba a aguantar. Es un trabajo que para nada le gustaba ni le llamaba la atención, me dijo con una cara de asco y desdén. Recuerdo sus palabras finales exactas: “total, yo no voy a hacer nada, mejor voy a aprovechar la computadora y el área para terminar mi tesis y nada más”

Ahora pienso que tal vez debí subir corriendo a pasarle el chisme al jefe. Acusarla, ponerla en evidencia con sus propias palabras. Fíjese que me acaba de decir tal y tal. ¿Habrían cambiado entonces las cosas para mí? ¿O hubieran empeorado? No lo sé. Y es imposible saberlo o haber actuado diferente, porque eso fue en los primeros meses cuando todavía se me hacía inconcebible todo esto de los chismes y las malas ondas, y mucho menos con el jefe. Así exactamente actúa x, ahora lo sé. Hubiera sido darle una probada de su propio chocolate, pues no sólo es chismosa y maquiavélica, sino que además mentirosa. Pero ¿qué hubiera hecho el jefe? Quizá, a su vez, lo hubiera usado en mi contra y habría instigado más hostilidades entre nosotros, diciéndole a x que yo la acusé.

Pero el tiempo ya no regresa y el hubiera no existe.

About these ads
Esta entrada fue publicada en Sabandija escucha y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s